Biografia

Cuando la nueva generación de la música cristiana en Argentina se presentó en la década de los 80 podríamos decir que Enrique Gómez, fue uno de los pilares de esa década. Enrique Gómez representaba a la juventud cristiana de aquel entonces ya que tenía unos 16 años de edad cuando tuvo la posibilidad de editar su primera producción en el año 1984. En ese tiempo integraba un dúo, pero seguidamente comenzó su carrera y ministerio como solista.
Su primer proyecto completamente solista se edita en el año 1987 al que tituló “Conmigo va”  y con esta producción Enrique comenzó a recorrer su país en conciertos y presentaciones, su estilo de música era el pop y baladas. Entre sus temas exitosos figuran “En las nubes”, el himno popular “La cruz de Jesús”, “El gran amigo”, “Jerusalén” y “Bendito y gran Señor” entre otros. La carrera de Enrique tomaba reconocimiento nacional y se convertía en uno de los intérpretes de la música cristiana más reconocido del momento.

Llega 1989 y Enrique Gómez presenta su segundo disco, el más importante de sus proyectos, al que tituló “Amigos”, con el aporte musical de los genios de la música cristiana de ese momento, nacía así, uno de los proyectos musicales que recorrería la Argentina de punta a punta y países del exterior. Enrique se destacó en aquel entonces también, por ser uno de los pocos con banda en vivo en sus presentaciones para los eventos que requirieran de la presencia de músicos en escena. Este proyecto contó con las adaptaciones de temas interpretados por cantantes americanos como De Garmo & Key, Michael W. Smith, donde salió la adaptación para la canción “Amigos” que le dio título a dicho disco. Pero existieron otras canciones que fueron “hits” en ese momento como “Pero Cristo volverá”, “Hermano contra hermano”, el clásico “Esta pequeña luz” para los niños acompañado por su hermano más pequeño, así como el clásico “Emily” que cantara Michael W. Smith. Fue uno de los discos más escuchados en las radios de Argentina. Y el clásico de su autoría “Mi lugar” consolido a Enrique como autor y compositor.

 

Pero su carrera no quedaría ahí, por que por su formación cristiana y sin olvidar sus principios en el camino del Señor y para aquellos quienes gustan de los himnos, llego el año 1991 y grabo su tercer proyecto al que le puso por título “Himnos” que proponía la relevancia de estas canciones como patrimonio cultural del cristianismo, donde incorporó adaptaciones a los arreglos musicales de esos himnos al estilo de Enrique en las mismas. Así aparecen las grabaciones de los clásicos himnos como “Hay poder”, “Oh bondad tan infinita”, “Oh que amigo” y “Hay un mundo feliz” entre otros, que volvieron a presentar a los himnos en las emisoras argentinas.

A todo esto habría que agregarle un ingrediente más, Liliana, el amor de su vida, con quien en el año 1993 contraería matrimonio, y para Enrique llegaría el tiempo de establecerse definitivamente en Buenos Aires para dar prioridad a su familia. Pero de igual manera, esto no limitaría su actividad ministerial, en esta oportunidad, pensando en el público infantil y en los eventos para niños, dada la muy buena repercusión que tuvo la canción “Esta pequeña luz”, y ante las invitaciones para cantar este tema y la demanda de pistas musicales para interpretarla en obras infantiles. Enrique prepara su proyecto infantil titulado “Le cantamos a Dios”, que incluye cinco canciones y las cinco pistas para el uso exclusivo de eventos evangelísticos y obras infantiles, acercando a Enrique Gómez a todos los segmentos de edad, niños, jóvenes y adultos podrían escuchar el mensaje de salvación a través de sus canciones.

Pero lo mejor estaría por venir, el año 1992 era un año de novedades técnicas, especialmente en Argentina y consiguiendo el apoyo de la casa disquera Peniel, se concretó la aparición de un compilado editado en CD al que se tituló “Tengo que buscar”, el cual incluiría las mejores 18 canciones de su repertorio musical de sus cuatro discos anteriores, siendo el primer CD de música cristiana de Argentina de ese entonces. Ahora se podría apreciar la potencia de canciones como “Todo el tiempo”, “Hermano contra hermano”, las baladas “Amigos”, “Mi lugar”, los infantiles “Esta pequeña luz” y “Y nosotros cantamos también” entre otros temas que pertenecían a su autoría.

Llega el año 1995, con un Enrique haciendo una vida de matrimonio, ahora tomando compromisos con otras actividades junto a Dante Gebel en Línea Abierta Group. A todo esto, se suma la realización de su sexto proyecto titulado “Victoriosa Sangre”, un proyecto que llegaría con muchos cambios, entre ellos, el hacer un disco con todas las canciones de su autoría, cosa que en los discos anteriores, siempre se incluían temas de otros autores. Otro asunto era el concepto del disco, al que se optó por hacerlo de la manera más sencilla posible, sin temas de sonidos muy fuertes, con canciones que reflejaban aspectos y pensamientos de su vida personal, lo que representaba otra mirada, otra visión, reflejando, madurez y crecimiento personal  Como lo demuestran sus canciones, como el tema “Soy un vencedor”, que refleja un análisis del pasado y lo que resta adelante, confiando en la victoria del Señor para terminar la obra de Dios. El tema “Tan lejos de aquí”, que refleja la esperanza bienaventurada de todo cristiano, de llegar al cielo. O la canción “Dios eterno” que refleja el poder de Dios en el amor y la cosas sencillas de la vida, así como las maravillas que el hace en favor de sus hijos. También el tema “Que más puedo pedirte”, que es como una pregunta diciendo “Que mas puedo pedirte mi Señor? si cargaste con mi cruz y mi dolor”, o la balada “El nombre de Jesús” que es un deseo de proclamar el nombre de Cristo para que otros conozcan la salvación, tema muy similar en la canción “Siervo de tu amor” que implica el desafío de llevar la palabra a todo lugar. La canción “Victoriosa sangre”, es una reseña de la vida de Cristo en la tierra y su gran misión de salvar a la humanidad”, para luego llegar al tema “Déjalo entrar”, que es un mensaje evangelístico, un tema estilo rock-pop, el más rápido de todo el disco. Para cerrar con el tema “Mis vestidos blancos” que es como una reflexión y deseo de llegar al final de nuestros días presentándonos con las vestiduras que representan una vida de consagración y testimonio a Dios.

 

 

Pasarían 5 largos años en la vida de Enrique, alejado de tanta actividad musical, para concentrarse en su actividad  sirviendo como Gerente de Línea Abierta Group junto a Dante Gebel, quien luego de realizar algunos eventos multitudinarios, decide organizar el “Argentina Tour 2000”, que incluía un tour por todas las provincias argentinas, para cerrar en el Estadio de Boca Juniors en Buenos Aires, para esta cruzada, Enrique fue convocado por Gebel para la realización de una canción lema del Tour 2000, y aquí nace la canción que daría a luz y título a su séptimo disco que se llama “Hombres de Blanco”, representando, como en la película “Hombres de Negro” a fuerzas especiales, pero en este caso a la nueva generación de zelotes, para la conquista de ciudades, con integridad, pureza y santidad. Para este proyecto, la producción musical y grabación del mismo, quedaron en manos de los hermanos Gastón y Pablo González de “Séptimo” para encargarse de los detalles de este disco, al que no escatimaron hacer sus intervenciones técnicas. Puesto que este disco contendría algunas modificaciones en cuanto al estilo que venía desarrollando Enrique en el pasado. Este disco, además de contener 11 canciones, tendría la intro de “la misión” de los hombres de blanco y la versión instrumental de esa misión. Incorporaría dos adaptaciones de dos “clásicos” de Gómez, tendrían músicos y cantantes invitados así como la incorporación de algunas canciones de corte tropical. Muchos cambios, pero cuyo propósito fue cumplido satisfactoriamente por estos nuevos productores cristianos. La canción del Tour 2000 sonó en todas las radios cristianas de Argentina y varias de Latinoamérica, puesto que Enrique interpretó este tema en el evento en vivo realizado en el estadio del club deportivo Boca Juniors y que fue televisado en vivo a través de la cadena Enlace. Para este tema, participó en el arreglo de guitarra de Daniel Álvarez de Puerto Seguro. Le sigue el tema “En la roca firme”, cuyo estilo tropical que es como una adaptación de la parábola de los dos cimientos que relata Jesús en el Nuevo Testamento. El tema “Un cielo abierto”, que como dice este título el cielo esta abierto a todo aquel que quiera refugiarse en Dios. En este tema participó en voz  Andrea Francisco. La canción “Para hacerlo bien” es un tema muy cortito, pero que evoca a la búsqueda de la excelencia en la obra de Dios. En el regreso de los clásicos de Gómez, aquí hay que detenerse para felicitar la adaptación del tema “Una vida de fuego”, para quienes escucharon la intro larga realizada en la década del 80 con Emilio Valle, aquí en un sonido más acústico. Lo mismo para el tema “En las nubes”, grabado en un formato en vivo con sonidos acústicos y percusión. Le siguen temas como “Quiero” que es una oración de búsqueda de la presencia de Dios, o el tema “No es una historia más” con un estilo tropical explica de la vida de Cristo en la tierra, cuyo propósito en la tierra no debe ser tenida como “Una historia más” de las tantas que se conocen en la humanidad, pues la vida de Cristo en la tierra estaba reflejado dentro de un plan de salvación. Es notable la participación en arreglos de Eliseo Helguera en trompetas y flugel en este y otros temas. Una canción cargada de emoción es “Natalia”, dedicada a su hija, donde refleja a un Enrique en su etapa de paternidad y todas las sensaciones que pasan solamente cuando uno es padre. La poesía y la emoción se mezclan para tratar con uno de los regalos hermosos que Dios le ha dado a la familia, los hijos. Después le seguirán el tema “Una sola mirada”, que refleja de la dicha de haber conocido a Cristo, y que la mirada de salvación de Dios para con los hombres es inmensa. Para cerrar con este tema, está la canción “Vida eterna en su amor”, que con un estilo mezcla tropical y carnavalito, relata de la experiencia de salvación. Para este tema se contó con la participación del cantante y evangelista internacional Miguel Cejas, quien canta a dúo junto a Enrique en una canción de estilo alegre y ameno.

Después de varios años de haber dejado de lado su faceta musical, Enrique Gómez regresa a su primer amor, la música, con una producción muy especial, un lujo que quizás muy pocos se puedan dar, ya que nos presenta un disco con la participación de importantes invitados, una producción que no tiene precedentes en nuestro ámbito musical. Una selección de nuestros añorados Himnos, cantando junto a sus Amigos, una variedad de canciones y reconocidos cantantes en un solo álbum “Amigos y Canciones de Siempre” es el nombre de esta producción donde Enrique canta junto a Fabián Liendo, Pablo Olivares, Hernán Fortuna, Emir Sensini, Omar Piedras, Lucrecia Durán, 20/20, Séptimo, El grupo vocal Amanecer, Nancy y Aghata Rwasoka y Giovanni Olaya de Pescao Vivo .Con un sonido fresco y actual de excelente calidad podremos disfrutar de un disco de colección, con interpretaciones únicas de un contenido muy emotivo ya que son “Las canciones de Siempre” que nunca se dejarán de cantar por que siempre las queremos volver a escuchar.

A pesar de seguir fuertemente involucrado con Dante Gebel, como Manager General de Línea Abierta Group, produciendo todo lo referente a medios de comunicación de la productora y el evento reconocido mundialmente como El SuperClasico de la Juventud” Enrique Gómez mantiene la llama encendida de lo que es su pasión por la música y una vez más su profundo corazón de adorador nos entrega una nueva producción musical. Este nuevo material trae consigo una carga muy emotiva para el cantautor, ya que precisamente este año cumple 30 años desde que editara su primera producción. Decidido a entregar un material a la altura de las circunstancias, Enrique Gómez vuelve a trabajar con el afamado arreglador musical Emilio Valle, quién fue responsable de sus primeras producciones, las más reconocidas, logrando así un disco de alta calidad musical. Este nuevo álbum se titula “LA PALABRA DE LA CRUZ” y contiene una selección de 13 canciones de todos sus discos anteriores, todas grabadas y producidas nuevamente,

“Toma Mi Mano” “Mi Lugar” “Pero Cristo Volverá” “Una Esperanza” y “Quiero Serte Fiel” son algunas de las canciones más recordadas de Enrique Gómez que se podrán disfrutar en este nuevo disco entre otras…

 

 

Tantos años de ministerio musical y una vida fructífera junto a su familia y actividad personal en su ciudad natal de la provincia de Buenos Aires, Argentina, una trayectoria que ha marcado pautas en la vida de muchísimas personas de todas las edades, en cuanto al servicio de la obra de Dios y la iglesia local. Un ministerio digno de ser respaldado y que cuenta con el aval de muchísimos pastores y amigos que corroboran su integridad y servicio.

 

Discografía: Conmigo Va (1987)  Amigos (1989) Himnos (1991)  Tengo Que Buscar (1992)  Le Cantamos a Dios (1993)

Victoriosa Sangre (1995) Hombres de Blanco (2000) Canciones de Siempre (2005) Amigos y Canciones de Siempre (2008) HIMNOS – Reedición (2013) La Palabra De La Cruz (2014)

 

 Para más información y escuchar sus canciones visite su Web oficial:   www.enriquegomez.net